fbpx

La ceguera a los banners

Pocas veces registramos los banners publicitario de una página web. Ese fenómeno tiene un nombre “la ceguera de los banners.

La ceguera de los banners es posible debido a que el cerebro identifica con inmediatez que el formato llamativo de la publicidad no contiene información útil, proporcionándole las claves visuales para descartar contenidos automáticamente.

Porqué no prestamos atención a los banners

La principal de estas claves visuales apunta a la parte superior de la página, puesto que esa es la característica más repetida de un banner, así se aprende a no prestar atención a esa parte. Por supuesto si el banner se coloca en otro lugar de la página recibirá más atención, hasta que finalmente se aprenda a discriminar las zonas de relevancia para la publicidad.

La falta de contenidos útiles y de interés en la publicidad contribuye al origen de la ceguera e induce a los usuarios a descartar la información innecesaria. La gran diferencia que existe entre los medios de comunicación comunes y el internet es que en este último existe una manera de identificar la publicidad, ignorarla y seguir prestando atención al resto de contenidos de interés.

Algunos diseñadores suponen que el fenómeno de la ceguera a los banners ocurre solo cuando la publicidad es irrelevante para el usuario, pero no si es relevante y solo aparece cuando está muy relacionado con el objetivo o el perfil del usuario. Esto es parcialmente cierto. Si los sitios web hubieran actuado así desde el principio la ceguera a los banners nunca se hubiera producido o no hubiese sido tan acentuada.

Las soluciones posibles

Pero ha ocurrido exactamente lo contrario, cuanta más ceguera producían los banners, más llamativos y animados se diseñaban para contrarrestarla.

Todo ello generó un efecto rebote. Por esta razón en los sitios web que usan banners, los usuarios ya han aprendido a evitarlos y lo seguirán haciendo , puesto que no es una tarea fácil para los diseñadores no cambiar el banner estándar, ni hacer desaparecer la ceguera a corto o mediano plazo. La ceguera a los banners es actualmente independiente de sus contenidos.

Los usuarios novatos o usuarios principiantes de internet no son ciegos a los banners porque aun no ha navegado lo suficiente como para desarrollar la insensibilización. Al cabo de un tiempo reconocerán las claves visuales para descartar la información innecesaria. A pesar de ello, llamar la atención de esos usuarios no es interesante económicamente porque estos raramente se registran o compran en Internet ya que aún no han desarrollado la suficiente confianza en el medio.

Muchos creadores optan por crear banners más grandes, con diferentes posiciones en la página, de formas distintas, con muchos colores, etc. Estos elementos elevan la efectividad de la publicidad, porque se produce un cambio en el formato y por lo tanto en las claves visuales que ayudan a identificarlos. Sin embargo, la efectividad de esta publicidad siempre será instantánea porque en poco tiempo el esquema perceptivo aprende distinguirlos y a descartarlos.

La única solución consiste en quitar los elementos llamativos de la publicidad y colocar los contenidos reales del sitio que promocionamos, de esta forma incitaríamos al usuario a leer la propaganda cuando buscase información.

Es necesario tener en cuenta diversos factores y distintas herramientas para poder contrarrestar la ceguera a los banners, es un trabajo difícil más no imposible.

Jean-Luc Lenoble
https://www.linkedin.com/in/jeanluclenoble

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *