fbpx

FOMO Fear Of Missing Out

El FOMO (Fear Of Missing Out) es el miedo de perderse de algo en redes sociales, miedo a la exclusión digital. Veamos cómo se manifiesta y qué remedios tenemos para curarnos de este malestar.

El FOMO (Fear Of Missing Out) es el miedo de perderse de algo en redes sociales, miedo a la exclusión digital. Veamos cómo se manifiesta y qué remedios tenemos para curarnos de este malestar.

Síntomas del FOMO

Un indicio del FOMO es el miedo de quedarse en la brecha digital, de no estar al tanto de la tecnología y de lo que ocurre socialmente en su alrededor. No saber usar bien un celular, no seguir el hilo de una charla en redes sociales puede producirnos angustia, incluso la sensación de vacío.

Estoy en mi cama revisando mis redes sociales y veo la foto de unos amigos que están en ese momento comiendo en un restaurante. La primera reacción es sentirme irritado. ¿Por qué estoy perdiendo mi tiempo si otros lo aprovechan al máximo? Estoy perdiendo experiencias que los demás disfrutan. El problema del FOMO es que estoy viendo el pasto del otro más verde que el mío. Les aconsejo la lectura del artículo del Doctor Dan Herman sobre este tema.

Llenarse de información constantemente, aceptar más solicitudes de las que puedes atender indica que estás sumergido en la infobesidad, otra manifestación del FOMO. Pero, ¿sabes cuántos tuits, posts y blogs se publican cada día alrededor del mundo; cuántos correos y mensajes se emiten por WhatsApp?

Revisas tu celular a cada rato, aun cuando no tienes notificaciones. Expectante y preocupado, verificas la pantalla continuamente. Recuerda, las redes sociales te pueden enganchar una y otra vez, siempre pasa algo nuevo.

¿Mides tu éxito social con el número de likes? Todos queremos ser protagonistas tanto en el mundo real como en el digital; si no lo logramos, puede darnos envidia o celos al ver que nuestros amigos se la pasan mejor con los muchos likes que tienen. Subyace aquí el miedo a la exclusión, a sentirse aislado del grupo de amistades que nos importan.

Según estadísticas, vemos la pantalla de nuestro dispositivo móvil más de 140 veces al día. Cuenta las veces que revisas tu celular, quedarás sorprendido. Si quieres cambiar ese modo de vida y bajar el nivel de estrés, hay que tomar algunas medidas, veamos algunas.

Soluciones para prevenir y curarte del FOMO

Cambiar la forma de usar las redes sociales es esencial. Lo puedes lograr con acciones tan sencillas como éstas:

  • Establece prioridades, concéntrate en lo que realmente te importa en lo profesional y en lo personal.
  • Dosifica tu presencia en las redes. Si acostumbras revisar tu Facebook antes de dormir, que no sean horas dedicadas a ello. Recuerda que puedes decidir los momentos y la duración de tu conexión.
  • Usa las redes para mejorar tu vida social, profundiza en el diálogo con tu comunidad, no te quedes en lo superficial; contacta a tus viejos amigos.
  • Conversa en vivo con las personas en lugar de crear cadenas de mensajes de poco interés.
  • Reserva espacios de tiempo en que no vas a revisar tu celular. No lo dejes a la vista mientras disfrutas de esos momentos.

Si decides no aplicar estos consejos, te recomiendo que al menos midas tu nivel de adicción a las redes sociales. Así sabrás de la importancia del fenómeno y si te impacta en tu vida privada y profesional.

JOMO vs FOMO

En 2014, Christina Crook. publicó The Joy of Missing Out: Finding Balance in a Wired World (La alegría de perderse: encontrar el equilibrio en un mundo conectado). Nos propone un modelo para no sufrir por culpa del FOMO: el Joy of Missing Out, el placer de perderse de algo. Vivir experiencias y concentrase en ellas, no pensar en publicarlas para presumir de algo.

“No hay duda de que la tecnología se ha apoderado de nuestras vidas. Durante las últimas décadas, el mundo ha abrazado el “progreso” y estamos viviendo con el frenesí resultante que produce clics, pitidos y ansiedad. Pero una reacción creativa está cobrando fuerza, ayudándonos a hacer frente a la avalancha de datos que amenaza con abrumarnos a diario a través de nuestras computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes”.

El JOMO es un excelente ejemplo de desintoxicación digital. Nos propone:

  • Tener tiempo para la auto reflexión, pasar tiempo a solas, sin aparatos conectados
  • Tener claridad sobre nuestras prioridades
  • Concéntrate en el aquí y ahora

Te recomendamos nuestro Curso de Redacción y Content Marketing.

Jean-Luc Lenoble
https://www.linkedin.com/in/jeanluclenoble