fbpx

Un Día en la vida de un Community Manager

Te invitamos a sumergirte en el día a día de un Community Manager, explorando sus tareas, desafíos y el impacto que tienen en el éxito de las estrategias de marketing digital. Ya sea que te estés iniciando en este campo o seas un veterano buscando una nueva perspectiva, ¡acompáñanos!

En el mundo del marketing digital, la figura del Community Manager se ha convertido en un pilar fundamental para las marcas y empresas. Es el puente entre la empresa y su comunidad en línea, es la voz y oídos de la marca en las redes sociales. Cuenta con habilidades que abarcan desde la creatividad hasta la agudeza analítica, un Community Manager moldea la percepción pública de la marca, fomentando relaciones duraderas y significativas con su comunidad y sus clientes.

Perfil de una Community Manager

En la esencia de un Community Manager se halla un mosaico de competencias y atributos personales. La creatividad es importante; cada día trae consigo el reto de generar contenido fresco y atractivo. Pero la creatividad por sí sola no es suficiente. Esta debe ir de la mano con una excelente habilidad para la comunicación, que sea capaz de transmitir mensajes claros y atractivos, tanto en la redacción como en el diálogo directo con la comunidad.

La organización y la gestión del tiempo son habilidades clave. Con múltiples plataformas para supervisar y contenido para gestionar, un Community Manager debe ser experto en priorizar tareas y manejar eficientemente su tiempo. Además, debe tener un ojo crítico para los detalles, asegurando que el contenido no solo sea atractivo, sino también preciso y en línea con la imagen de la marca.

En el arsenal de herramientas de un Community Manager, encontrarás plataformas de gestión de redes sociales como Hootsuite, Metricool o Buffer, herramientas de análisis como Google Analytics, y herramientas de creación de diseños y videos como Canva o CapCut. Estas herramientas no solo facilitan la creación y programación de contenido, sino que también permiten monitorear la actividad en línea y evaluar la efectividad de las estrategias implementadas. La mayoría son de pago, recuerda que se tiene que invertir en herramientas para realizar bien el trabajo.

Pero, quizás lo más importante, un Community Manager debe poseer una gran empatía y habilidad para conectar con las personas. Deben ser capaces de leer el tono de la comunidad, entender sus necesidades y responder de manera que refleje los valores de la marca, fomentando así una relación de confianza y lealtad.

Rutina Matutina: Puesta en Marcha

El día de un Community Manager comienza con la revisión de las redes sociales. Esta primera tarea matutina es crucial para entender el panorama del día: ¿Hay comentarios, mensajes o menciones importantes que requieran una respuesta rápida? ¿Algún tema relevante o tendencia emergente que deba ser abordado? Esta revisión inicial establece el tono para el resto del día, permitiendo una reacción rápida a cualquier situación inesperada.

A continuación, viene la planificación y organización del día. Aquí, nuestro Community Manager decide qué contenido se publicará, programa las publicaciones y establec los objetivos para el día. Esta planificación no es solo una lista de tareas; es una estrategia cuidadosamente elaborada para maximizar el engagement y fortalecer la presencia en línea de la marca.

Pero la rutina matutina no sería completa sin la interacción temprana con la comunidad. Responder a comentarios, iniciar conversaciones y participar activamente en las redes no solo ayuda a construir relaciones sólidas, sino que también da señales positivas a los algoritmos de las plataformas, aumentando la visibilidad del contenido de la marca.

Esta interacción va más allá de responder preguntas o agradecer comentarios; se trata de entender y conectar con la audiencia. Un Community Manager sabe que cada interacción es una oportunidad para profundizar en la comprensión de la comunidad y ajustar las estrategias para satisfacer mejor sus intereses y necesidades.

Tareas Clave Durante el Día

El día de un Community Manager está lleno de tareas variadas y dinámicas, cada una esencial para mantener y fortalecer la presencia online de la marca.

Creación y Programación de Contenido

Una parte significativa del día se dedica a la creación de contenido. Esto incluye escribir publicaciones, diseñar gráficos, videos y planificar campañas. La creatividad y la capacidad de mantener una voz de marca coherente son cruciales aquí. Además, la programación de este contenido debe hacerse pensando en los mejores horarios para maximizar el engagement.

Monitoreo y Moderación de Interacciones

Una tarea continua es el monitoreo de las interacciones en las plataformas de redes sociales. Esto implica no solo responder a comentarios y mensajes, sino también moderar los debates para asegurar un ambiente respetuoso y acorde con la política de la marca.

Estrategias de Engagement y Crecimiento de la Comunidad

Esto puede incluir desde organizar concursos y desafíos hasta colaborar con influencers o participar en conversaciones relevantes en la industria.

Gestión de Crisis y Atención al Cliente

Una parte crítica del rol es la gestión de crisis y la atención rápida a los problemas del cliente. Esto requiere un equilibrio entre la diplomacia y la eficiencia, asegurando que los problemas se resuelvan de manera que refleje positivamente a la marca.

Cada una de estas tareas requiere una mezcla única de habilidades creativas, analíticas y comunicativas, haciendo que cada día sea un nuevo desafío y una nueva oportunidad para una Community Manager.

Desafíos y Soluciones

En el papel de Community Manager, enfrentar desafíos es parte del día a día. Aquí destacamos algunos comunes y cómo se suelen abordar:

Manejo de Comentarios Negativos y Crisis

Una de las situaciones más delicadas es la gestión de comentarios negativos o una crisis en las redes sociales. La clave aquí es responder de manera rápida y empática, manteniendo siempre la calma y la profesionalidad. Es esencial tener un plan de gestión de crisis preparado y saber cuándo escalar un problema al equipo de relaciones públicas o a la gerencia.

Mantener el Engagement Constante

Otro desafío común es mantener un nivel constante de engagement. Para esto, es fundamental conocer bien a la audiencia y experimentar con diferentes tipos de contenido y horarios de publicación. La utilización de análisis de datos para entender qué funciona mejor puede ser una herramienta valiosa en este proceso.

Evolución Constante de las Plataformas

Las redes sociales están en constante evolución, lo que requiere que el o la Community Manager se mantenga actualizado con las últimas tendencias y cambios en las plataformas.

Estos desafíos, aunque a veces pueden ser abrumadores, también son oportunidades para innovar y mejorar. Un Community Manager utiliza estos desafíos como trampolines para el crecimiento profesional y el fortalecimiento de la marca.

Cierre del Día: Reflexiones y Preparación para Mañana

Al finalizar el día, un Community Manager toma un momento para reflexionar sobre los logros y los aprendizajes. Es un tiempo para revisar el rendimiento de las publicaciones del día, analizar las métricas y evaluar si los objetivos se han cumplido. ¿Qué contenido resonó más con la audiencia? ¿Hubo algún tema o publicación que generara una discusión particularmente activa o positiva? Estos insights son valiosos para la planificación futura.

La preparación para el día siguiente es igualmente importante. Esto puede incluir la programación de publicaciones para el día siguiente, la preparación de respuestas a preguntas frecuentes, o la organización de una sesión de brainstorming para generar ideas frescas. Esta etapa de preparación asegura que el Community Manager comience el día siguiente con una base sólida y un plan claro en mente.

El día de un Community Manager puede ser largo y a veces impredecible, pero también está lleno de oportunidades para ser creativo, interactuar con una amplia gama de personas y tener un impacto directo en la percepción y el éxito de la marca.

Seguir el plan de acción, que fortalezca y esté alineado a los objetivos desarrollados en la realización y programación de su campaña publicitaria.

Cada día es una nueva aventura para un Community Manager en su labor de generar comunidad y pertenencia hacia su marca.

Jean-Luc Lenoble
https://www.linkedin.com/in/jeanluclenoble